¿Cómo se reciclan las pilas?

¿Cómo se reciclan las pilas?

Las pilas de cadmio y plomo son las mayores preocupaciones medioambientales, hasta el punto de que la combinación cadmio-níquel fue prohibida 2009 en Europa. Se está intentando prohibir también las pilas de plomo, pero no existe un sustituto para ellas. Al contrario, la combinacion cadmio-niquel fue sustituido por baterías de níquel hidruro meálico. PAdemás, el ion de litio se ha añadido a la lista de productos contaminantes. Únicamente se catalogó como ligeramente tóxica, pero su gran volumen requiere un análisis más estricto .

El ácido de plomo facilitó el camino para el éxito del reciclaje. Hoy en día más del 97 por ciento de las pilas de ácido de plomo se reciclan. Se debe dar gracias a la industria del automóvil por haber empezado este reciclaje. El proceso de reciclaje es bastante sencillo, además, 70 por ciento del peso de la batería es plomo reutilizable .

En esta línea, más del 50 por ciento del suministro de plomo viene de baterías recicladas. Otros tipos de pilas no son tan fáciles y económicas. Existé un número grande de organizaciones que están trabajando en programas para facilitar la devolución de todas las baterías una vez usadas. Sin embargo, a día de hoy solo se reciclan del 20 al 40 por ciento de las baterías de los dispositivios electrónicos. El objetivo del reciclaje es evitar que estos materíales tóxicos acaben en vertederos y utilizar los materiales recuperados en la fabricación de nuevas pilas.

Las baterías gastadas no deben quedarse nunca en casa. No almacenes baterías viejas de plomo y ácido al acance de los niños. Simplemente tocar los postes de plomo puede ser peligroso.

Aunque no son muy respetuosas con el medio ambiente, las baterías de plomo ácido siguen siguen siendo una industria de mercado fuerte, especialmente como baterías de arranque. Los automóviles no podrían funcionar de manera económica si no fuera por este tipo batería. Niquel-cadmio también sigue teniendo una posición crítica entre las baterías recargables, ya que son las baterías de los aviones e impulsan los barcos turísticas en ríos.

En definitiva, las baterías con sustancias tóxicas continuarán estando entre nosotros y no hay nada de malo en usarlas. Simplemente, es necesario que se eliminen de manera adecuada. Cada tipo de batería tiene su propio procedimiento de reciclaje y para ello, debemos comenzar el reciclaje clasificando las baterías en la categorías correcta.

Proceso de reciclaje

  • El proceso de reciclaje comienza clasificandose las baterías según su composición químicas. Para ello, los centros de reciclaje clasifican cada tipo almácenandolas separadamente por tipos de baterías. El reciclaje puede ser rentable si se pone a disposición un flujo constante de baterías bien clasificadas por química.

  • A continuación se elimina el material combustible, como aislamientos y plásticos, con un oxidante térmico. El depurador limina las partículas contaminantes creadas por este proceso de combustión antes de liberarlas al aire. Esto deja las celdas limpias y desnudas con contenido de metal.

  • Las celdas se cortan en trozos pequeños y se calientan hasta que el metal se licua. Las sustancias no metálicas se queman. Las aleaciones se depositan de acuerdo con el peso y se separan mientras aún están en forma líquida.

  • El cadmio es ligero y tiene los bueno de que se vaporiza a altas temperaturas. En un proceso que parece una olla de agua hirviendo, un ventilador sopla envía al aire de cadmio a un tubo grande que se enfría posteriormente. Tras condensansarse se produce cadmio que es 99.95 por ciento puro.

  • Para reducir la posibilidad de un evento contaminante, algunas plantas de reciclaje usan una solución líquida o congelan las baterías de litio con nitrógeno líquido.

  • El reciclaje de baterías consume bastante energía. Los estudios revelan que se necesitan de 6 a 10 veces más de energía para obtener metales de algunas baterías recicladas que de la industria minera. La excepción es la batería de plomo ácido, de la cual el plomo se puede extraer fácilmente y reutilizar sin procesos tan exigentes energéticamente hablando. Por últim, el níquel de NiMH también se puede recuperar, de forma más o menos económica, si está disponible en grandes cantidades.

  • Se están desarrollando nuevos métodos de reciclaje para recuperan los metales por electrólisis. Se dice que el proceso es más rentable y produce mejor rendimiento con menos contaminantes. Esta tecnología tiene el potencial de revolucionar los métodos de reciclado tradicionales. Este proceso electroquímico separa el plomo al descomponer los metales en partículas de tamaño nanoscópico que se disuelven en el agua para crear un metal hidrocoloidal.

Cargadores de pilas recargables

cargador de baterías recargables

Como habrás podido comprobar, el proceso de reciclaje de pilas no es un proceso sencillo. A la larga, si utilizamos muchas pilas acabamos contaminando de forma importante nuestro entorno.

Una de las mejores opciones para disminuir esta contaminación del entorno gastando pilas constantemente es empleando pilas recargables. Es cierto que una pila recargable también contamina. Pero mientras que una pila normal es de un solo uso, cantaminando cada vez que se gasta. Una pila recargable se puede emplear un número muy elevado de veces disminuyendo en gran medida la cantidad de pilas que desechamos.

Para ello, siempre necesitaremos un cargador de pilas recargable. Con estos cargadores podrás cargar tus pilas recargables fácilmente. Además, dichos cargadores son un producto realmente económico. Si tu intención es cuidar el medio ambiente en la medida que esté en tus manos, echa un vistazo a nuestra selección de los mejores cargadores de pilas recargables al mejor precio oline.

En definitiva, a medida que aumenta la cantidad de pilas desechadas, se están probando nuevas tecnologías para rentabilizar el reciclaje.

Secciones destacadas:

Resto de información sobre cargadores de baterias